Anuncio hueco en el cumple de Santa Rosa

¿Leandro Altolaguirre miente a los santarroseños o los toma por tontos? Bien podrían los habitantes de la capital pampeana hacerse esta pregunta, luego de leer detenidamente las noticias emanadas del aniversario número 127 de la ciudad.
El intendente, aspirante a la reelección en el cargo, aprovechó el contacto con los medios para anunciar que de una reunión entre los presidentes Mauricio Macri y el francés Emmanuel Macron podría haber surgido el financiamiento para el inexistente Plan Director y parte de las obras que de él derivarían.
Aprovechando el mismo estilo que usa en los reportajes, entre infantil y enrevesado, dijo que “el 25 de abril iba a haber una reunión en Francia, muy importante para nosotros y que no la habíamos dado a conocer”, entre los dos mandatarios. Claramente anuncia algo que no se produjo, y que por razones misteriosas se ocultó a la población, máxime cuando supone una cuestión tan importante.
Si bien la reunión no se produjo, Altolaguirre anunció cuál hubiera sido la prioridad del destino del dinero, a pesar de no haber un Plan Director que pueda dar una pista sobre cuál debiera ser: “hemos fijado como prioridad son los pluviales de la calle Santa Cruz, el recambio de cañerías de agua y cloaca en el centro, y la renovación del acueducto local Anguil – Uriburu”. En otras palabras, les dijo a los santarroseños que hubiera hecho con el dinero inexistente, de una reunión inexistente, para un Plan Director más inexistente aún.
Por las dudas, también aclaró que las carpetas para el financiamiento del Plan Director y algunas obras las tienen ambos presidentes, anhelando que “Ojalá estén en marcha las obras al fin de esta gestión”, cerrando de esta manera el disparatado manotazo electoral que intentó dar, y que encontró eco positivo en varios medios. De más está decir que un Plan Director hecho a conciencia debe llevar un tiempo prudencial, con estudios, mediciones y cálculos varios. Cualquier ingeniero sabe que, de cumplirse todo lo anunciado, difícilmente esté terminado el Plan para diciembre próximo, menos iniciadas obras.
Resta saber si Altolaguirre carece de propuestas concretas para intentar convencer a los santarroseños de que lo vuelvan a votar, o estamos frente a un desvarío del funcionario más encumbrado de la ciudad, pero que derrapa a la hora de hacer declaraciones públicas.