Solana: “Están matando a los pequeños comerciantes”

El candidato a gobernador por el Partido Socialista, Luis Solana, continúa sus recorridas y sus visitas en Santa Rosa de cara al 19 de mayo. “A todos los barrios que vamos nos encontramos con la misma realidad. En el Plan 5.000 estuvimos con don Ernesto. Los proveedores del barrio le informaron que achicaron su recorrido porque ya cerraron 12 negocios en el Plan 5.000: 2 verdulerías, 1 rotisería, 1 panadería y 8 almacenes. Este es el modelo económico de Cambiemos, esta es la crisis de Macri”.
“Don Ernesto tiene una despensa que abre todos los días de 9 a 13:30 y de 17 a 21:30, 9 horas diarias de trabajo, pero con lo que gana no le alcanza para pagar los impuestos. Paga 1.100 de tasas municipales y se queja que nunca pasa el regador sobre la calle de tierra Utracán, que hace irrespirable el aire del barrio”, explicó Solana.
“Pagó en el último mes 5.000 pesos de luz, 1.200 pesos de gas y 1.780 pesos de Monotributo. Los días de semana las ventas llegan a unos 500 o 600 pesos, solo el sábado y domingo pueden llegar al doble”, aseguró.
Ernesto explicó al candidato: “La gente no tiene plata, no le alcanza para nada y cuando cobra va a los chinos que tienen precios más baratos que mis proveedores, venden el cajón de cerveza a 660 pesos y el distribuidor me lo baja a mí a 780 pesos”. Y afirma que sus mejores meses han sido cuando evita acumular deudas. “Por suerte me administro bien, soy muy cuidadoso con las cuentas”, indica el despensero.
“La inflación y los tarifazos de Macri están llevando a la muerte de los pequeños comerciantes de La Pampa. El año pasado don Ernesto vendía la mortadela a 140 pesos y ahora no la puede vender menos de 295 pesos. el precio de la leche de una marca secundaria, al que lo tiene que comprar, aumentó desde fin de año de 28,20 a 41 pesos. El 46 por ciento de inflación en 4 meses”, explicó Solana.
“En La Pampa hay miles de Ernestos, muchos ya cerraron y otros resisten esperando que venga un nuevo tiempo en el que su sacrificio pueda tener alguna retribución. Nos dijo cansado ‘Hoy trabajo para los impuestos’. Y sin más entusiasmo que el de no acumular deudas”, finalizó.