Macri lo hizo: 2 mil obreros de la construcción parados en La Pampa.

La grave crisis económica pulverizó a la obra pública, y más allá del discurso de Nación, que tiene su correlato en todas las provincias argentinas. En La Pampa el panorama de la obra pública nacional es sombrío, aunque subsiste sólo por el impulso del gobierno provincial, que logra mantenerse en sus niveles históricos y con su cadena de pagos indemne, mientras todos los proyectos impulsados por el gobierno de Mauricio Macri están frenados ¿El saldo? Más de 2.000 obrero desocupados. Así lo confirmó el diputado provincial y dirigente de la UOCRA, Roberto Robledo: “Todas las obras de Nación que empezó o anunció están frenadas. Los retrasos son escandalosos y a eso hay que sumarle que no hay redeterminación de precios. El panorama es complejo, porque la obra en los privados también está afectada por la devaluación”, señaló a 2b.


La Cámara Argentina de la Construcción alertó en las últimas horas sobre lacaída del empleo en la obra pública, donde a pesar del discurso oficial sobre la normalidad en los planes, existen recortes y retrasos en los plazos de ejecución. Las transferencias de la Nación a los distritos pasaron de un tiempo promedio de 60 días a 90 o 120 días en algunas provincias, y en el caso del pago a las constructoras, “demoran 60 días”.

En medio de esa descripción nos metimos en la realidad de La Pampa en diálogo con Robledo, justo cuando una comisión de la Legislatura provincial emitió un dictamen en el que reconoce a las empresas que realizan obra pública el mayor costo por el aumento del dólar. Con esto, el gobierno busca sincerar la economía y, sobre todo, que no se caigan las obras generadas por La Pampa, las únicas que mantienen con vida al sector. Por ejemplo, el gobierno de Carlos Verna anunció que retomará los jardines de infantes abandonados por Nación, mientras a la vez planea construir viviendas mediante un Fideicomiso, dado que por primera vez no habrá ni una sola casa por aportes del gobierno central.

“Es tremenda la situación. En La Pampa todo está frenado, como por ejemplo los campamentos de la ruta 35, donde se planeaba la obra desde Ataliva a Eduardo Castex de asfalto, alcantarillado, desagotes e ingresos a las localidades. A eso hay que sumar que viviendas no están haciendo y dejaron los jardines todos abandonados…”, resumió el diputado y candidato a revalidar su banca por el Frejupa.

De vuelta a la situación en La Pampa, Robledo marcó las diferencias en cuanto a las políticas para sostener la actividad: “Por suerte aprobamos la redeterminación de precios para la provincia. Ésta, y otras medidas, son las que permiten que el nivel de empleo se mantenga gracias a los recursos provinciales, principalmente porque el parate de Nación se agrava cada vez más: Vial Baires, que tiene el corredor 188 y algo sobre la 35 sobre Embajador Martini, también está detenido”, agregó.

En números
Robledo estimó la caida en 2 mil puestos por esta situación, sólo en la provincia de La Pampa. Igualmente contó que los trabajadores, más allá de esta cesantía, “realizan algunas changas”. El número de obreros de la construcción inscriptos alcanza los 5.500.
Como contrapartida a esa panorama, dijo, “la obra pública provincial se mantiene en sus niveles históricos, con su cadenas de pagos y ahora con la redeterminación de precios”.
Por último, y de vuelta a la Cámara Argentina de la Construcción, los voceros del organismo expresaron que “es impensado que la actividad vuelva a impulsarse por lo que veremos un empeoramiento, y será muy grave en distritos como la provincia de Buenos Aires y en especial, el Conurbano bonaerense”. La coyuntura, confiaron, ya provocó un debilitamiento en la cadena de pagos debido a que el freno o la desaceleración de los proyectos en marcha afecta el pago a los proveedores.
Otro elemento que conspira contra la recuperación del sector es el constante aumento del precio de los materiales para la construcción, que en febrero último sufrieron una baja de ventas del 13,2%. “Todavía se ve el efecto grave de la devaluación porque no es algo inmediato. El traslado se seguirá notando un tiempo más”, señalaron desde el sector con mayor multiplicación del empleo. En el primer bimestre del año, el Indice Construya acumuló un descenso de 16,8% en comparación con el mismo período del año anterior.

Fuente: DosBases