Despedidos de Calzar: “Sólo unos 5 o 6 compañeros” volvieron a conseguir trabajo

El año 2018 terminó duro para más de 250 santarroseños que trabajaban en la firma Calzar que, merced a las políticas económicas del macrismo, cerró sus puertas en la filial de la capital pampeana y dejó en la calle a sus trabajadores.
“Sólo unos cinco o seis compañeros. Nada más”, respondió Mónica Rearte, una ex trabajadora de la fábrica, al ser consultada sobre cuántos de sus compañeros habían vuelto a conseguir trabajo.
De nada sirvieron los cursos de repositores y asistentes gastronómicos que propagandizó el personero del gobierno de Mauricio Macri para encargarse de las cuestiones de laborales en La Pampa, el empresario hotelero Luis Bertone.
“Nosotros buscamos trabajos. Que nos reinserten en el mercado laboral. No queremos subsidios” fue el digno reclamo de la mujer ante los micrófonos de Radio Textual.
“Así funciona el sistema” fue la cruda respuesta de Bertone a los ex trabajadores de la firma, en octubre del año pasado.
“Es cada uno de los ciudadanos quienes deben salir a buscar y ofrecer sus servicios para trabajar”, fue la reflexión del empresario-funcionario.
Con el dólar imparable, el riesgo país sobrepasando el nivel histórico más alto, y la cantidad de fábricas que cerraron sus puertas solamente en el comienzo de 2019, la respuesta de Bertone simplemente hoy suena ridícula.