Anuncia su retiro fiscal que imputó a Marino por “presunto abuso sexual”

El fiscal federal Federico Delgado anunció su retiro después de un desolador repaso del funcionamiento del Poder Judicial: “la Justicia hace cualquier cosa menos justicia”.
“Mi ciclo como fiscal en la primera instancia está cumplido”, anunció, la noche de este jueves. “Cuando deja de ser una frustración profesional y pasa a afectar tu vida personal, es un momento para hacer un cambio. Además, creo que permitir que haya una rotación es sano”, sostuvo en el programa de Luis Novaresio por el canal A24.
Delgado es el fiscal que imputó al senador Juan Carlos Marino por “presunto abuso sexual”, luego de que una ex empleada del senador pampeano lo denunciara por hechos que habrían ocurrido entre los años 2016 y 2018.
Delgado aseguró que “la Argentina cansa” y que el año 2018 “fue un año muy duro” para él. “Me tocó trabajar mucho, casi siempre bien”, dijo Delgado. “En la cancha di todo, pero en un momento los costos personales son tan altos que dejan de ser una frustración personal y empiezan a afectar la vida calidad de vida”. “Llega un momento en que uno tiene que saber que los cambios son necesarios. La Justicia necesita el oxígeno de los pibes. La Argentina a veces cansa y las situaciones también. Trabajar en un trapecio sin la red abajo cansa”, aseguró.
Delgado anunció su retiro después de un desolador repaso del funcionamiento de la Justicia argentina: “Es importante que la mayoría de la gente que se calla hable. Porque con el silencio también se construye. Es el momento de que la inmensa mayoría hable y pierda el miedo. La Justicia es demasiado seria para dejarla en manos de pocos tipos”. “La Justicia se divorció de la Constitución, la Justicia hace cualquier cosa menos justicia”, aseguró. Reflexionando sobre los tiempos y los tratos del sistema judicial, Delgado aseguró que existe “una fenomenal empresa comercial montada en derredor de la cuestión judicial habitada por servicios de inteligencia, políticos, empresarios, periodistas, judiciales”. “Estamos asistiendo a una degradación y en general la institucionalidad argentina tiene una gran crisis de autoridad, de legitimidad, la Justicia no escapa a eso y es tan grave como la economía, porque nos quedamos sin ningún lugar donde nos refugien”. Horas antes, en el canal LN+, Delgado se había referido a la crisis que atraviesa el Poder Judicial argentino: “Es una suerte de ‘empresa’ habitada por aventureros, vendedores de influencia, servicios de inteligencia, políticos, empresarios y algunos judiciales y periodistas”, señaló. “La Justicia se hace y responde preguntas viejas. El desafío es hacer una profunda reforma cultural para recuperar la noción de servicio publico”, afirmó.

Fuente: Diario Perfil