El viento de Portezuelo

El laudo del presidente Mauricio Macri sobre Portezuelo del Viento además de dejar en claro el poco interés que le despierta al mandatario nacional  el pueblo pampeano y sus necesidades básicas, también hizo soplar un viento que puso blanco sobre negro las prioridades de las fuerzas políticas locales.
Tal vez se lleva la peor parte se la lleva la Unión Cívica Radical pampeana. Quedaron en el medio de un probable acuerdo electoral en vista del año 2019. Es vox populi que Alfredo Cornejo sería uno de los nombres que Macri tiene en su lista de probables compañeros de fórmula para una eventual carrera por la reelección. De esta manera quedaron entre lo que parece un acuerdo entre el presidente de la Nación, y líder de la coalición que ellos integran, y el propio presidente de su partido: Cornejo. Sin quererlo, la representación pampeana del centenario partido termina siendo partícipe necesaria de una rosca cuyos únicos perjudicados son los pampeanos.
La incomodidad radical tal vez se pueda resumir en un par de actitudes que salieron a la luz en estos días. Esta mañana el diputado provincial e integrante de la Fundación Chaideluvú, Martín Berhongaray, había asegurado en una radio santarroseña que sería de la partida de la conferencia de prensa, en el despacho del gobernador Carlos Verna, donde gobierno y fuerzas vivas rechazaron el laudo de Macri, dando a conocer la estrategia judicial que se seguiría adelante. Una hora después del reportaje, Berhongaray se excusó y no participó, junto a los integrantes de la emblemática fundación, del rechazo a la decisión presidencial. El otro ejemplo lo dio un socio político del legislador, el intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, que difundió a los cuatro vientos la nota que gestionó en el diario La Nación, donde hizo gala de coraje para reclamar por el cumplimiento del caudal del Atuel para La Pampa, pero nada dijo del laudo que se avecinaba, aparentando haberse equivocado de río.

Postura difusa
Incómodos se los notó también a los que llevan el sello amarillo en estas tierras. Un dubitativo diputado nacional Martín Maquieyra no se opuso al laudo de Macri, que beneficia a Mendoza y perjudica a los pampeanos , dejando supeditada su postura al estudio de impacto ambiental. “¿A cuál de los estudios de impacto ambiental?” se preguntó Verna en la conferencia de prensa, cuando le consultaron sobre los dichos del joven diputado. Ante la falta de claridad en el bisoño político, el mandatario provincial le aconsejó que se ponga a estudiar.
Tan ausente como en la recorrida que hizo Macri por las obras de la Villa Olímpica, estuvo el secretario de Deportes y manifiesto aspirante a la gobernación en 2019, Carlos Mac Allister. El ex futbolista optó por un prudente silencio y no emitió palabra sobre el laudo de su jefe, en contra de los pampeanos que quiere gobernar.
Encolumnados
El Justicialismo la tuvo un tanto más fácil. Sus principales espadas se encolumnaron detrás de la estrategia desplegada por Verna y abundaron durante la víspera innumerables manifestaciones repudiando a Macri, desde distintas vertientes del partido que fundó Juan Domingo Perón.