Día de Furia

Vecinos del Barrio Almafuerte resolvieron hacer sendos piquetes para protestar por la situación que atraviesan cada vez que llueve “algo más de lo normal”. Casas inundadas, cuencos y desagües faltos de mantenimiento y limpieza, desbordes cloacales y también la falta de agua potable fueron algunos de los argumentos esgrimidos.

Familias molestas por la falta de respuestas decidieron manifestar su bronca cortando calles y quemando gomas.

Primero lo hicieron en la intersección de Duval y Stieben, pero luego trasladaron su protesta hacia González y Alsina.

El principal destinatario de las quejas es el intendente Leandro Altolaguirre. Amenazaron con aplicar la misma metodología –mañana- frente al edificio municipal, encaso de no obtener respuestas satisfactorias. “Estamos cansados de todo esto y que crean que con una bolsa de comida y un litro de lavandina arreglan todo”, dijo una de las vecinas.