¿”El Molino” clausurado para los trabajadores y autorizado para el público?

El salón “El Molino”, pretendido espacio cultural de la gestión de Leandro Altolaguirre, sigue clausurado y los trabajadores no deberán ingresar, hasta tanto la comuna realice las reparaciones indicadas por las autoridades laborales.
“Los trabajadores no deberán ingresar ni permanecer en el edificio hasta que no se verifique el adecuado cumplimiento de las condiciones de Seguridad y Salubridad del mismo y se proceda al levantamiento total de la clausura, con la única excepción de los operarios que se encuentran afectados a la ejecución de tareas de acondicionamiento de las instalaciones”, se lee en la Disposición 409/19 de la Dirección de Relaciones Laborales emitida pasadas las 15:30 de este viernes 10 de mayo, y publicada en exclusiva por el sitio Plan B.
Lo más extraño del caso es que se habría autorizado un evento para alrededor de 400 personas. No se entiende que el lugar no es seguro para los empleados, pero sí lo sea para el público. 

El impedimento de la entrada a los trabajadores del lugar, excepto los que deben reparar las falencias, es potestad de la autoridad laboral. En cambio, la responsabilidad de la habilitación para espectáculos públicos es de la órbita municipal, como así también en caso de que se produzca algún siniestro entre el público presente.

La última duda radica en saber a qué trabajadores recurriría la comuna, en caso de hacer un espectáculo durante la clausura, ya que los trabajadores municipales están impedidos de entrar a trabajar en el lugar.