La Oficina Anticorrupción solo querella a ex funcionarios

La Oficina Anticorrupción (OA), principal organismo de control e investigación de los funcionarios del Ejecutivo, intervino como querellante durante 2018 en 41 expedientes judiciales y cuatro juicios orales, pero ninguno contra miembros del gobierno de Mauricio Macri. Así surge del último Informe de Gestión de la OA y de un relevamiento del medio digital Chequeado.
La titular del organismo, Laura Alonso, volvió a ser blanco de críticas cuando esta semana sostuvo en declaraciones radiales que el organismo no interviene en ninguna causa contra funcionarios del gobierno de turno. Por sus declaraciones, Alonso fue denunciada y el lunes, el juez federal Daniel Rafecas enviará la denuncia al fiscal Ramiro González para que ordene o no la apertura de una investigación por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público.
“La OA ha abierto investigaciones, denunció e hizo aportes significativos en causas judiciales contra actuales funcionarios”, debió aclarar luego en Twitter. Es decir, que la OA inició expedientes o aportó informes a pedido de los jueces en causas contra funcionarios de Macri pero la Oficina no actúa en ellas como querellante, es decir, como acusadora.
PERFIL solicitó el martes la lista de los expedientes contra funcionarios de Cambiemos iniciados por el organismo o en aquellos en los que aportó pruebas. En la Oficina sostuvieron que están realizando el relevamiento de esos casos pero que debido a Semana Santa no pudieron completarlo.
En la causa Correo Argentino SA, contra el Presidente, varios funcionarios y ejecutivos del holding empresarial de los Macri, la OA presentó un informe en el expediente que buscó justificar el accionar del Gobierno en el caso. En la causa Panamá Papers, la OA también presentó un informe que resultó favorable a Macri.
Para fines de 2018, la OA era querellante en 41 procesos judiciales. Además, había participado durante el año en cuatro juicios orales, todos relacionados con ex funcionarios kirchneristas: Ciccone (con Amado Boudou a la cabeza), la tragedia de Once (Julio De Vido como principal acusado), el proceso contra el ex secretario de Obras Públicas José López por enriquecimiento ilícito y la causa contra Lázaro Báez por la ruta del dinero K.
Los periodistas Matías Di Santis y Manuel Tarricone publicaron en Chequeado la lista de esas 41 causas en las que la OA solicitó a la Justicia poder intervenir como parte acusadora, acceder al expediente, aportar pruebas y solicitar medidas. Sus blancos en todos estos expedientes son efectivamente ex funcionarios kirchneristas. Desde Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos (como en los casos Los Sauces y Hotesur), el ex jefe del Ejército César Milani y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray hasta expedientes de presunta corrupciòn en la obra pública, el transporte y la energía durante el kirchnerismo.
El relevamiento de Chequeado fue realizado sobre la base de la información aportada por la OA pero también por el Centro de Información Judicial (CIJ), que depende de la Corte Suprema. Los únicos expedientes en los que interviene la OA como querellante y que rozan al macrismo son solo dos: la causa de los cuadernos de la corrupción y la de presuntos sobornos en el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. En ambos, sin embargo, no hay ningún funcionario de Macri investigado. En estos expedientes, el investigado es el primo del Presidente y ex dueño de la constructora Iecsa, Angelo Calcaterra.
La OA comenzó a funcionar durante el gobierno de Fernando De la Rúa. Fue concebida por un pecado original: debe controlar a los funcionarios del Ejecutivo nacional pero depende directamente de ese mismo poder. Su titular es designado por el Presidente. Incluso Alonso intentó gestionar que la OA sea autónoma. “Cuando se crea, la gente que integró la Oficina no veníamos de la política, veníamos de la Justicia y de la sociedad civil. Pedimos que tuviera autonomía pero no se logró nunca, es un fracaso que se arrastra desde un primer momento”, cuenta Manuel Garrido, quien integró el primer equipo de la Oficina y fue su titular en 2003. “En la historia de la Oficina, Alonso es la titular que más cerca está del presidente de turno. Tanto (Abel) Fleitas como (Julio) Vitobello mantenían nexos políticos con el kirchnerismo pero estaban muy lejos de la presidenta en comparación con Alonso”.

Fuente: Perfil