Los chicos tomistas se divierten

Alumnos del exclusivo colegio Santo Tomás fueron nuevamente noticia por la realización de un festejo desmedido. La situación de descontrol reinante trajo a la memoria la fiesta que realizaron alumnos del mismo establecimiento a fines de 2016 en el barrio Los Hornos, que dejó el saldo de un alumno herido y múltiples destrozos.
La Municipalidad de Santa Rosa informó que esta madrugada “dentro de los controles de rutina efectuados por la Subdirección de Nocturnidad, se constató la realización de un evento conocido como EL ULTIMO P.D. llevado a cabo por la promoción 2019 del colegio Santo Tomás”. Acto seguido las autoridades procedieron a clausurar el evento.
Según la comuna, la celebración consiste “en ir al primer día de clases trasnochados, y en este caso luego de una fiesta”.
La fiesta, realizada en el Predio de la Agrupación El Indio, “era del tipo canilla libre. La fiesta no contaba con ninguna medida de seguridad, ni habilitación correspondiente. Se observó una gran cantidad de niñas y niños menores de edad, por lo que se solicitó la presencia de la Unidad Funcional de Género Niñez y Adolescencia quienes pusieron a resguardo a los menores para luego ser entregados a sus progenitores. Cabe señalar que se observó cerca de un alambrado, a unos 100 metros del salón, a una menor de edad, la cual estaba tirada en el suelo en un aparente estado de ebriedad, por ese motivo personal de la UFGNYA solicitó la presencia del SEM quienes trasladaron a la menor, cuyos padres ya habían llegado al lugar”.
Al igual que lo sucedido en el año 2016, seguramente semejante desmán quedará en la nada. Los padres de los divertidos menores pertenecen en su gran mayoría a familias de renombre y de abultada billetera. Muchos de ellos son funcionarios del Poder Judicial. Todavía hay quienes aseguran que en la fiesta salvaje de Los Hornos todo se terminó arreglando con una suculenta suma de por medio, y acá no pasó nada.