Hernández y el fin de la aplanadora de motos

El precandidato a intendente Darío Hernández anunció esta mañana que cuando gobierne Santa Rosa pondrá en marcha una política de devolución de motos a quienes les han sido retenidas a excepción de las que estén judicializadas.

“En ésta gestión lo que mejor ha funcionado es la aplanadora de motos, que es la aplanadora del esfuerzo de quienes menos tienen. Cuando sea intendente no vamos a destruir motocicletas de aquellos que por una contravención, el municipio les impone una multa inalcanzable en términos económicos. Se retienen vehículos que pueden ser devueltos a los pocos días esperando que sus usuarios normalicen papeles o compren sus cascos. Esto no es abandonar una política de seguridad vial. Para nada. Vamos a ser muy exigentes, pero vamos a dar la opción de recuperación porque usualmente los mayores perjudicados son laburantes de escasos recursos”, afirmó el candidato

Hernández considera una política sumamente agresiva la retención de motocicletas en los tiempos que corren. Recordó que el gobierno nacional eliminó subsidios al transporte lo que ha encarecido considerablemente el boleto y una opción para los más necesitados es acceder a este tipo de movilidad. Pero resulta que el santarroseño se encuentra con controles de tránsito pergeñados por funcionarios que saben pasear sólo en sus autos de alta gama.

“Si alguien comete una infracción a la ley de tránsito – y no es judicializado -le vamos a dar la posibilidad de recuperar su moto sin cargo en la medida que muestre su voluntad de corregir su actitud. Con nosotros la aplanadora de motos va a trabajar poco y nada”, cerró el diputado.