Rulos y trajes

A medida que pasa el tiempo y se acerca la etapa de definiciones para el calendario electoral 2019 en La Pampa, que dicho sea de paso aún no se conoce, parece ser que dos negocios están florecientes: las peluquerías políticas y los sastres políticos.
En las peluquerías, parece ser que los rulos están de moda. Ya comenzaron a mostrar el juego. En las últimas horas el concejal marinista piquense René Pechín blanqueó una expresión de deseo que desvive a los naranjas: que vuelva a ser candidato Rubén Marín.
“Yo creo que el peronismo va a apelar a una de sus figuras, que es Rubén Marín. Lo hemos charlado con él y, si el partido lo necesita, lo va a aceptar. Así me lo ha manifestado Marín, que va a ser uno de los candidatos a la gobernación 2019”, dijo el edil, confirmando que el octogenario dirigente ya estaría dispuesto a presentarse como candidato a otro mandato.
La última vez que Rubén Marín puso a consideración sus intenciones de gobernar a La Pampa fue en el 2007, y la sociedad le dio un rotundo revés, mostrando su preferencia por el luego dos veces gobernador Oscar Jorge.
Según dicen, no sería extraño que el siempre elegante presidente partidario ahora empiece a lucir rulos en su cabellera.

Hace horas el octogenario dirigente había dicho “Que el gobernador es el gran elector nadie tiene dudas”, pero la frase parece concluir que si fuera él, mejor.
Sastrerías
En otras de las veredas del PJ, en la de Compromiso Peronista, parecen haber optado por encargar trajes, aprovechando alguna promoción de 3×1.
Esta noche se reunirán los jorgistas y tratarán de mostrar alguna foto que muestre valía numérica. La cita es el Club Italiano y parece que los encargados del acto desempolvaron viejas agendas, ya que algunos de los convocados, entre sonrisas, comentaron los llamados recibidos y que los llamadores no se habrían enterado que hace rato estaban militando en otras líneas que les hicieron lugar, ante la ausencia sus ex líderes.
Lo cierto es que los azules parecen ser los más optimistas, ya que lanzaron tres globos de ensayos con candidaturas: Ariel Rojas, Fabián Bruna y Facundo Sola.
Silencio sugestivo
Mientras tanto los intendentes peronistas decidieron dar una muestra de amabilidad al gobernador Carlos Verna, reconociéndole su liderazgo pero ofreciendo sus servicios para “ayudarle” al barbado gobernador a elegir a su sucesor. Según sus voceros, la amplia bondad de los jefes comunales es para que el actual mandatario no se estrese eligiendo solo, con semejante responsabilidad.
En el medio, desde la cercanía del gobernador Verna salieron a agitar la posibilidad de que, dependiendo del tratamiento médico y su evolución, pueda ir por un nuevo mandato.
Mientras tanto, el tradicional estratega mantiene su silencio, mira y espera. Con el tablero de ajedrez tapado, por lo cual algunos ya desesperan ante la inminencia de la jugada.