Mala leche

El empresario-funcionario Luis Bertone hizo gala, una vez más, a través de las redes sociales de la verdadera naturaleza de su pensamiento. Para él las entrega de leche a personas carenciadas es un “regalo”, antes que la asistencia, desde el estado, a una necesidad básica insatisfecha, como es alimentarse.
El adinerado empresario hizo gala de su clase al criticar el anuncio del Gobierno Provincial, sobre la posibilidad de abrir una “fábrica escuela” en el CERET de General Pico que produzca leche a 18 pesos el litro. El ministro Ricardo Moralejo la denominó “leche social”.
“Lamento ser escéptico, pero es imposible que el Estado Provincial (el despilfarrador recursos número uno) produzca leche a mitad de precio que los privados.
¿Les cuento el final de la historia?
Van a lograr producir 20 o 30 litros diarios (a lo sumo) y a los pampeanos estos pocos litros nos van a costar más caros que si los importaramos de los Alpes suizos…😏
Ministro, sus intenciones son buenas, pero cada vez que Ud se pone creativo, a los pampeanos nos cuesta caro. Hágalo simple: compre la leche y regalela a los sectores carenciados. Va a gastar menos y va a beneficiar a mucha más gente”. Escribió Bertone en su cuenta de Facebook.
Bertone salió muy verborrágico a considerar al Estado Provincial “el despilfarrador de recursos número uno”, sin tener en cuenta el ya evidente desastre económico que genera a los argentinos las políticas del gobierno que él intenta representar.
Peor aún, y sumamente grave, es que considere que la asistencia alimentaria a sectores vulnerables es “un regalo”, y no una obligación del Estado (sea nacional, provincial o municipal) ante el riesgo que significa la realidad social argentina, donde 1 de cada tres habitantes es pobre. Asistir alimentariamente es cumplir con un derecho humano fundamental, como es a la alimentación.
Lamentablemente Bertone, representante en la región de la devaluada área de Trabajo del gobierno macrista, nada dice del cierre de una fábrica emblemática, Calzar, que en los últimos meses aumentó en varios centenares a las personas sin su principal sustento laboral.
Obvio que es difícil que entienda, cuando está acostumbrado a mesas como la que ilustra esta nota y que él ostenta en sus redes sociales.

Más allá de la indignación que pueden generar las palabras de Bertone, no deberían extrañar, ya que, a tono con Cambiemos, es un referente de las patronales puesto a cuidar los intereses de los trabajadores.

Por caso, hasta el momento se desconoce n lo trámites que hechos por el funcionario macristas-cambiemos en defensa de las fuentes de trabajo locales, o cuántas sanciones aplicó de faltas a las leyes laborales.