Delirio místico y virtual

El ex policía, exonerado de la fuerza por golpista y sedicioso, Julián Giménez no ocultó su alegría al saber que el gobernador Carlos Verna sufre un tipo de cáncer que probablemente lo aleje por un tiempo de la política.
Giménez, encargado de la seguridad del presidente Mauricio Macri en su última visita a La Pampa, atribuyó a la intervenci9ón divina el mal que le aqueja a Verna “DIOS ACTUA Y OBRA DE FORMA MISTERIOSA”, escribió en Facebook.
El militante del PRO, cuya cercanía con Carlos Mac Allister no oculta, aunque el ex jugador lo niegue e intente desconocerlo, le atribuyó al mandatario la condena que le aplicó la Justicia pampeana por liderar una violenta sedición, durante la gestión pasada, que lo dejó fuera también de la Policía provincial.
“DIOS CASTIGA Y NO SE LE VE LA MANO. Y como digo yo toda acción tiene su consecuencia”, sigue con su delirio místico virtual.
Lo curioso es que en su perfil de Facebook se declara “empleado de la provincia”, a pesar de que su intentona golpista lo dejó fuera de la órbita estatal, e inhabilitado para cargos públicos.