¿Obediencia Debida?: Condenaron solo a cinco de los policías sediciosos

Cinco de los policías que se levantaron contra las autoridades provinciales en diciembre de 2013 fueron condenados a tres años de prisión de cumplimiento efectivo. Al resto de los acusados los absolvieron. De esta manera, la justicia pampeana aplicó una sentencia que roza la Obediencia Debida de la década de los ochenta, que absolvió a gran parte de los que se rebelaron contra un gobierno democrático, haciendo recaer las responsabilidades solamente en los que consideraron estuvieron al tope de la cadena de mandos. De esta manera se sienta un peligroso precedente para quiénes se levanten en armas contra gobiernos elegidos por el voto popular y pongan en riesgo la seguridad de los ciudadanos.
Los jueces de audiencia Carlos Besi, Gastón Boulenaz y Gabriel Tedín dieron a conocer la sentencia en el juicio contra diez de los policías imputados por el delito de sedición a partir del levantamiento armado y violento de diciembre de 2013.
El tribunal que juzgó la sedición policial condenó a cinco cabecillas a tres años de prisión efectiva. El fiscal les había pedido cuatro años de cárcel. Absolvieron al resto.

Durante el juicio quedó comprobado que los levantiscos dejaron indefensos a los santarroseños por varias horas, puesto que interrumpieron el número de emergencias 101.

Julián Giménez, Carlos Mendibe, Luis Bruno, Diego López y Fernando Rolhaiser, fueron condenados como autores materiales y penalmente responsables del delito de sedición a la pena de tres años de efectivo cumplimiento e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por un tiempo doble al de la condena.
Los jueces absolvieron a Bartolomé Mora, Rojas, Carlos Daniel Gatica, Marcelo Cisneros, José Luis Furriol, Daniel Narciso López y Luis Wigenhauser.
Hay dos policías declarados en rebeldía que no estuvieron en el juicio, Pablo Montes (estaría en el exterior) y Jeremías Matías Salvatierra (atrapado hace cuatro días en San Luis).
Fuente: Plan B