Fue primicia de La Campana: Ros prófugo y ahora lo busca Interpol

Eduardo “Chino” Ros, el empresario de la noche santarroseña condenado por Abuso Sexual con Acceso Carnal en contexto de violencia de género, con sentencia firme, desapareció de su domicilio y de los lugares que frecuentaba. Se encuentra prófugo y el Ministerio Público Fiscal ya dio aviso a Interpol, solicitando su captura internacional.
El reo habría esperado a que la Corte Suprema de Justicia dejara firme la condena a 8 años que le impusiera la justicia pampeana, para desaparecer. Según fuentes con conocimiento legal, si lo hubiera hecho antes de lo resuelto por la CSJ debería haber tenido que cumplir la pena máxima prevista para este delito, que es de 20 años. Al hacerlo de esta manera, dentro de ocho años y un día puede presentarse en la justicia y pedir el cese de su búsqueda, por haberse vencido el plazo de la condena.
Familiares y fuentes tribunalicias criticaron que no se le hubiera dictado prisión al haberse emitido la condena, y no esperar a que quedara firme, ante la sospecha de que pudiera pasar lo que finalmente ocurrió.
El hecho por el que se lo condenó ocurrió el 8 de abril de 2012, en las primeras horas del día, en el local bailable “Babilonia”, del que él figuraba como dueño, y en una vivienda de la calle Escalante al 500.
El Ministerio Público Fiscal incluyó el pedido de captura en el Sistema Federal de Comunicaciones Policiales, en Migraciones, el Registro Nacional de Reincidencia, la INTERPOL y pusieron un teléfono a disposición de la sociedad para brindar información.
Ros fue condenado a la pena de 8 años de prisión por el delito de abuso sexual simple en el boliche de su propiedad, Babilonia y en una vivienda de la calle Colonia Escalante de Santa Rosa, en el año 2012.