Se tomó el palo: “Chino” Ros prófugo

Eduardo “Chino” Ros se encuentra prófugo de la Justicia pampeana. Su condena, a 8 años de prisión por haberse probado su autoría material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal en contexto de violencia de género, había quedado firme. La sentencia comenzó a correr el 3 de enero y el día 4  la Policía Provincial libró la orden de captura provincial y nacional, puesto que desapareció del domicilio declarado.

Según coincidieron varios, Ros habría desaparecido de Santa Rosa.

Conocedores de trámites judiciales estiman que el empresario de la noche habría calculado minuciosamente su fuga. Si lo hacía antes de que la sentencia quedará firme, no podía aparecer por el máximo previsto para este tipo de delitos -20 años-  en cambio de esta manera a los ocho años y un día puede “aparecer” y exigir que cese su búsqueda, quedando eximido de cumplir su condena en una cárcel común. Son estos mismos habitués de los pasillos tribunalicios los que se mostraron extrañados de que la justicia local no hubiera librado la orden de captura apenas lo condenaron, mientras se esperaba la resolución de la Corte.

Los hechos por los cuales lo condenaron ocurrieron el 8 de abril de 2012, en las primeras horas del día, en el local bailable “Babilonia”, del que él figuraba como dueño, y en una vivienda de la calle Escalante al 500.