Relaciones peligrosas

Casi al mismo tiempo que el cierre de listas para las próximas PASO comenzaron a aparecer y trascender ciertos datos llamativos en las nóminas de pre candidatos del Partido Justicialista.

Al parecer, luego de la publicación de Diario La Campana dando cuenta de la sugestiva cercanía entre aspirantes de la Lista que encabeza Marcelo Otero y el entorno del senador Daniel Lovera, se disparó una sucesión de especulaciones que ponen duda sobre si no habría dirigentes o sectores del propio PJ que están “metiendo la cola”, obviamente con bastante disimulo.

Según publica hoy El Diario de La Pampa, la  “Agrupación Peronistas Si, Perseguidos No” contaría con el sponsoreo del diputado Espartaco Marín. Según el matutino de la familia Nemesio, “Ni siquiera está disimulado…está claro que el marinismo está detrás de todo esto, está claro que hay una manipulación con algún sentido que no se entiende bien cuál es”, les habría dicho un funcionario del Centro Cívico. Lo cierto es que en las redes sociales varios militantes de la marinista Convergencia Peronista no ocultan su simpatía por esta lista. De hecho, hay quienes juran que la número dos de la nómina que encabeza Rodríguez, Susana Perrat, siempre fue ubicada en el sector afín al octogenario ex gobernador pampeano.

Pero no serían los únicos casos de presencias llamativas.

En el “Frente Barrial” de Leonardo Fabio “Tapera” Avendaño, está en segundo lugar Simona Pérez Alvarez, militante de La Cámpora (espacio K que adhirió públicamente a la candidatura de Ariel a Rauscenberger). También están como precandidatos Héctor Oscar Pérez y Carlos Pereyra, ambos dirigentes de sindicatos que están dentro de la CGT (que la semana pasada hizo una cena para jurarle lealtad y votos a Rauschenberger) , el primero en SUTERYH y el segundo en Luz y Fuerza. Como dato accesorio, Pereyra estuvo sentado en la mesa anfitriona del ex secretario de Comercio kirchnerista, Guillermo Moreno, en abril pasado, compartiendo la cabecera con el diputado Facundo Sola.

Tampoco pasó por alto que el número dos de la lista de Lili Armando es Raúl “Rulo” Méndez, de General Pico. El precandidato es el padre de Natalia Méndez, referente de la línea Compromiso Peronista en la norteña ciudad, empoderada en ese lugar por el ex precandidato a gobernador Fabián Bruna, además presidente del Consejo de Unidades Básicas de Santa Rosa.

No sería casual que las cinco listas que pretenden enfrentar a Rauschenberger, y por ende a su principal apoyo, el gobernador Carlos Verna, lleven en su primer lugar a santarroseños. Muchos interpretan que el ex funcionario de Rubén Marín, Carlos Verna y Oscar Jorge no es de la capital pampeana, por más que hace muchos años reside acá, sino de su pueblo natal, Bernasconi. Apoyados en este argumento tratarían de aglutinar votos que les permitan sentarse luego en posteriores mesas de negociaciones con el aval de los votos obtenidos en esta contienda.

A pesar de todo esto, y teniendo en cuenta que la mayoría de las pertenencias señaladas como detrás de varios de los precandidatos han hecho pública su adhesión a Rauschenberger, se estaría en la encrucijada de que estarían faltando a su compromiso ante el barbado mandatario o bien que no tienen el manejo que dicen tener de su propia tropa.

Ambas razones pueden ser consideradas fatales para aspiraciones frente al no tan lejano 2019.