Sumarios Policiales: Carola suma una estrella más a su corona

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas,  a cargo del abogado Juan Carlos Carola, agregó un nuevo espacio de poder, para sí misma. En la última resolución de 2016 pasó la realización y control de los sumarios policiales a su órbita.

Por el edificio de la calle Rivadavia, sede del organismo investigativo, la mayoría de los funcionarios públicos solamente quiere pasar para dejar sus declaraciones juradas, una vez al año. Justamente estas declaraciones que evalúan el movimiento patrimonial de todos los funcionarios es otra de los logros que obtuvo Carola en la sumatoria de poderes para su cargo. Antes debían ser presentadas en el Tribunal de Cuentas.

En una decisión que bien podría considerarse histórica, el titular de la FIA resolvió que los sumarios policiales son de su competencia, sacándolos de la órbita de los uniformados y pasando el trámite a manos de civiles. En la Resolución igualmente delega parte del trámite sumarial en la Policía, dada la falta de infraestructura en toda la provincia de la FIA, pero supervisados por una dependencia creada a tales efectos.

Vale destacar que, tal como marca la Ley, los sumarios ya estaban dentro de la órbita de la fiscalía, pero ahora quedó refrendado por Resolución.

El  titular de la FIA  ya creó formalmente la Dirección de Sumarios Especiales y también designó al abogado Carlos Alfredo Reale al frente  de ella.

Carola se supo ganar el respeto –y en muchos casos el temor- de quienes ostentan un cargo público. En voz baja, son varios los funcionarios que ya manifiestan su malestar por considerar que deben compartir una cuota de poder con el jefe de la Fiscalía. A modo de ejemplo citan los excesivos tiempos que se toma Carola para resolver cualquier investigación, a veces por sobre los tiempos previstos a  tales efectos, convirtiendo el trámite en una espada de Damocles sobre la cabeza del funcionario. Como es obvio, hay muy pocas notas de “pronto tratamiento” en los expedientes, obviamente a nadie se le ocurre presionar a Carola.

Son tales las ganas de no chocar con el sonriente fiscal, que varios hasta obviaron señalar que en casos polémicos, como la habilitación del servicio de diálisis de General Acha, Carola falló de una manera en la gestión anterior y luego se desdijo en la actual, llegando incluso a tomar la responsabilidad de la supervisión especial sobre el funcionamiento de esa área.

A modo de ejemplo del accionar de Carola y el efecto que causa en muchos servidores públicos, cabe señalar como muestra la denuncia penal que iniciara la FIA y culminara con la renuncia del ex ministro de Obras Públicas del jorgismo, Jorge Varela.

Con los sumarios policiales agregan un nuevo eslabón en la cadena de poder de la FIA, y seguramente no será el último. Carola es un cultor del optimismo, y una de sus frases preferidas pertenece a Winston Churchill: “El pesimista ve la dificultad en cada oportunidad, el optimista ve una oportunidad en cada dificultad“.