Guay-Fay (visto y oído en las redes)

Mientras el intendente Leandro Altolaguirre se debate entre el papelón y la ilegalidad, desde su propio partido ya comenzó a recibir críticas por la actitud tomada en lo referente a la Ordenanza que logró aprobar en el Concejo Deliberante, permitiendo que el Municipio se maneje con otros bancos, además del Banco de La Pampa, y que después se comprobara que esa iniciativa es ilegal.

 

“Miserable actitud la de mandar al frente a su ppio (propio) gabinete y al bloque oficialista de Concejales”, escribió en su cuenta de Twitter el abogado Pedro Salar, otrora contendiente internas partidarias con el propio Altolaguirre y cercano al diputado Francisco Torroba.

 

Salas se refiere a que, cuando aún no habían pasado tres días de aprobada la Ordenanza solamente con el voto de los ediles oficialistas, Altolaguirre salió a adelantar que probablemente vetaría lo votado por sus concejales, ante la evidencia de que su iniciativa está reñida con lo legal. El propio intendente descargó responsabilidades diciendo que el proyecto “fue a solicitud de gente de mi gabinete”, apuntando las sospechas hacia Luis Evangelista, secretario de Hacienda municipal. Obvio que por añadidura también hace partícipes a los concejales que votaron afirmativamente, los suyos.

 

No es casual que el ex secretario de Gobierno de Torroba exteriorice su opinión y la de los suyos. Salas está del lado de los radicales que quieren ir dentro del Fepam y separados del macrismo para las elecciones legislativas del año entrante. Altolaguirre no solo opina lo contrario, sino que manifestó públicamente que se siente de Cambiemos y ya comparte salidas y fotos con dirigentes del macrismo vernáculo.