Uso de armas: Protocolo policial contradice a Tierno

En las primeras declaraciones brindadas por un funcionario provincial, luego de pasadas más de 24 horas del crimen del cazador Santiago Galiardi a manos de efectivos policiales, el jefe de la fuerza de seguridad, Roberto Ayala, contradijo la recomendación del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, a los uniformados. según Ayala, los policías “solamente deben usar las armas en casos extremos”. Hace poco más de un año Tierno recordó que él recomendaba, ante casos de furtivismo, “la advertencia, primer tiro al aire. El segundo, directamente a la cabina del vehículo en fuga”.

El jefe policial atendió la requisitoria periodística de La Red Pampeana, y explicó que “el protocolo indica que la Policía debe hacer uso de elementos lumínicos y sonoros que cuenta la fuerza para alertar y persuadir a los infractores, perseguirlos si no se detienen, en caso de poder identificar al vehículo, dar aviso al lugar donde está radicado para que se le efectúe el acta correspondiente y solamente deben usar las armas en casos extremos“.

“Ni bien tomamos conocimiento de lo sucedido, nos dirigimos a Lonquimay y al llegar al hospital de la localidad, el personal médico nos dio la noticia del fallecimiento del cazador y las heridas del otro”, agregó Ayala.

Más adelante detalló que “las otras dos personas que viajaban en la camioneta nos dijeron que la camioneta de la Policía los estaba esperando y cuando pasaron le dispararon en varias oportunidades. Uno de los disparos dio en la pierna del chofer y otro en la zona craneal del fallecido. Por otra parte otro policía dijo que habían recibido un llamado de un productor de la zona de La Gloria que alertaba sobre la presencia de los cazadores, que escaparon ante la presencia del policía del lugar”.